Analizamos si es posible solicitar un permiso retribuido o una baja médica si nuestros hijos dan positivo por COVID-19 en la vuelta al colegio

 

Buenos días a todos. Mi nombre es Rosario Romero, y soy abogada desde hace más de 20 años, asesorando en el ámbito del derecho laboral tanto a empresas como a trabajadores, y defendiendo los intereses de mis clientes en Sala.

Cuando David Muro me propuso que escribiera un blog me pareció muy buena idea, pero siempre me encuentro con el mismo problema: la falta de tiempo. A pesar de eso, le dije, venga voy a intentarlo, así que en eso estoy, mi primera entrada al blog.

Después de hablar con David, lo comenté con dos amigos y extraordinarios compañeros de profesión, José Galán y Virginia Gutiérrez; Virginia sonrió (sonrisa que acompaño José) y me preguntó: Charo, ¿qué vas a escribir? La pregunta tenía trampa, porque ambos me conocen y saben que soy muy clara y directa. Así que mi respuesta fue pues como el blog será mío, lo que yo quiera, y entonces los tres nos reímos a carcajadas.

El título de esta entrada es “El caos dentro del caos” y el tema es la vuelta al cole de los niños/as y los permisos retribuidos y/o bajas médicas.

Los motivos por los que he elegido este tema es porque, además de ser abogada, soy madre de dos extraordinarios niños en edad escolar, y ayer mismo asistí a la primera reunión (telemática) del cole, la reunión de “todo” 4.º de primaria, con más de 100 asistentes.

En esa reunión un padre preguntó al director del centro si, en el caso de que toda una clase tuviera que estar en aislamiento (cada uno en su casa, claro está) porque alguno de los alumnos hubiera tenido resultado positivo de COVID-19, el centro expediría los certificados para poder solicitar el permiso retribuido o baja médica para permanecer en casa durante el aislamiento del alumno.

Pensé en si esa misma pregunta me la hubiera realizado a mi un cliente, pero en términos similares, es decir, ¿tengo que pedir un certificado al colegio de mi hijo/a para poder solicitar a la empresa el permiso retribuido durante el aislamiento de mi hijo/a? o ¿tengo que pedir un certificado al colegio de mi hija/a para poder solicitar al mi médico la baja médica?

La primera aclaración sería que, en este momento, viernes 4 de agosto de 2020 a las 7:30h (preciso día y hora, pues dada la experiencia que tenemos desde el 14 de marzo de 2020, no puedo afirmar que mañana haya cambiado lo que estoy escribiendo hoy) no existe un permiso retribuido que cubra sus necesidades.

 

Permiso retribuido en el Estatuto de los Trabajadores

El artículo 37.3 b) del Estatuto de los Trabajadores regula el permiso retribuido en caso de fallecimiento, accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad.

No hace falta tener conocimiento en derecho laboral para reconocer que este permiso no prevé el supuesto de “aislamiento” de nuestro hijo/a, pues el aislamiento no es enfermedad grave, hospitalización ni intervención quirúrgica.

Podríamos entrar a discutir si una interpretación teleológica (interpretación según la finalidad pretendida por la norma) de este permiso nos llevaría a la aplicación de mismo; mi opinión es que si, pero, en cualquier caso, surge el segundo problema, y es que ese permiso es de dos días, por tanto, claramente insuficiente para cubrir las necesidades del cliente -padre/madre- que tiene que quedarse en casa al cuidado a su hijo/a.

Los Convenio Colectivos puede contener previsiones de mejora de este permiso retribuido, pero no conozco ningún Convenio (aunque es posible que exista alguno, los abogados no sabemos -ni debemos saber- todo de memoria, siempre hay que repasar la norma de aplicación) que reconozca un permiso retribuido por enfermedad de familiar de 10 o 15 días.

El conocido Plan me Cuida (artículo 6 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19) tampoco regula un permiso retribuido, lo que regula es el derecho de la persona trabajadora a acceder a la adaptación de jornada (adaptación que puede afectar a la distribución del tiempo de trabajo o a cualquier otro aspecto de las condiciones de trabajo, por ejemplo cambio de turno, alteración de horario, horario flexible, jornada partida o continuada, cambio de centro de trabajo, cambio de funciones, cambio en la forma de prestación del trabajo, incluyendo la prestación de trabajo a distancia) y/o reducción de jornada, y evidentemente esta reducción de jornada que podría ser hasta del 100% implica reducción de salario en la misma proporción que se ha reducido la jornada.

Además, salvo error u omisión por mi parte, hoy, este plan tiene una vigencia limitada al 21 de septiembre de 2020. Con total seguridad se prorrogará la vigencia, pero como digo, no regula un permiso retribuido.

 

Baja médica

En cuanto a la baja médica, los médicos solo pueden expedir una baja médica, esto es, un parte de baja médica por incapacidad temporal, cuando el trabajador esté incapacitado para trabajar por una enfermedad que le afecte a él, no a terceros, su propio nombre lo indica (incapacidad temporal).

Con carácter excepcional, se considera situación asimilada a accidente de trabajo, y por tanto, el médico expedirá la baja médica, aquellos periodos de aislamiento o contagio de las personas trabajadoras provocados por el virus COVID-19, pero, en ningún caso, se hace referencia en la norma al aislamiento de terceros, y técnicamente hablando, nuestros hijos son terceros.

Por tanto, aunque sea increíble, y contradiga lo que responsables políticos han manifestado en ruedas de prensa, mi humilde opinión es que hoy no existe ningún permiso retribuido ni baja médica que cubra las necesidades de los padres/madres que se vean obligados a quedarse en casa al cuidado de sus hijos/as ante una eventual situación consistente en que su hijo/a debe estar en aislamiento por haber estado en contacto con un compañero de clase que ha resultado positivo en COVID-19.

Lamentándolo mucho, alguien no ha hecho sus deberes y, además, ha dejado el temario para el último momento, y no me estoy refiriendo precisamente a los alumnos.

En espera de nuevos acontecimientos legislativos, quedo a vuestra disposición para lo que necesitéis. Y como mis hijos dicen a mis padres y mis suegros: tened cuidado, salid siempre con mascarilla y lavaros mucho las manos.


RB Legal es un despacho de abogados especializado en Derecho Laboral. ¿Necesitas que te asesoremos? Escríbenos y te ayudaremos